Los peligros del calor para tu coche

Los peligros del calor para tu coche

El calor afecta a personas, animales, plantas… y también a tu coche. Aunque a menudo no reparamos en ello, en esta época del año tenemos que vigilar especialmente a nuestro compañero de viaje si no queremos que el calor provoque problemas en él de seguridad o circulación u otras complicaciones que a corto plazo deriven en costosas averías.

Desde nuestra experiencia como taller en Sevilla, los elementos que más sufren con la llegada del calor son los neumáticos, el aire acondicionado y el sistema de refrigeración. Asimismo, debemos tomar especiales precauciones a la hora de conducir.

Neumáticos: con el cambio de temperatura es preciso revisar la presión de los mismos, ya que el calor y la rodadura del coche provocan su aumento. De igual modo, hay que ser especialmente vigilantes con su estado, pues si no es el adecuado deberían ser sustituidos con la mayor brevedad posible, pues nuestra seguridad puede estar en peligro. Asimismo, hay que observar el posible desgaste de la banda de rodadura, pues la pérdida de adherencia está relacionada directamente con este aspecto. No olvides limpiar con agua a presión las cubiertas para comprobar mejor su estado. Además, debes saber que las altas temperaturas del asfalto en estas fechas debilitan el caucho, por lo que, como expertos en mecánica, recomendamos evitar movimientos bruscos al conducir como volanzos o frenazos.

Aire acondicionado: forzar demasiado este sistema puede provocar algún tipo de avería. Recuerda refrescar el coche antes de activarlo bajando las ventanillas. También puede ayudarte colocando un parasol en el parabrisas mientras el vehículo no está en uso, lo que permitirá reducir unos 10 grados su temperatura interior. Un uso eficiente de tu climatizador te ayudará a ahorrar combustible. ¡Recuérdalo!

Sistema de refrigeración: en esta época es fundamental comprobar el nivel del líquido refrigerante del motor para garantizar que no hay riesgo de calentamiento y que no existe ninguna fuga que ponga en riesgo su buena salud.

Hasta aquí el repaso por los componentes del coche que son afectados por las altas temperaturas. No obstante, aparte de ellas, como taller en Sevilla, te recomendamos emplear gafas de sol y conducir bien hidratados y con ropa ligera para evitar golpes de calor.

DÉJANOS UN MENSAJE