¿Por qué le cuesta arrancar a mi coche con el frío?
  • 10 enero, 2018

¿Por qué le cuesta arrancar a mi coche con el frío?

En estos días de invierno vemos como las temperaturas caen y llegan las heladas. Esto puede provocar consecuencias en nuestro coche que, en muchos casos, pernocta a la intemperie. Lo ideal sería resguardarlo en un garaje, pero no todas las personas pueden hacerlo.

Es frecuente, con estas temperaturas, que arrancar el coche por la mañana no resulte tarea fácil. En este post te daremos algunos consejos sobre qué hacer si el coche no arranca debido al frío.

¿Qué hacer si tu coche no arranca por el frío?

Las bajas temperaturas durante la noche pueden hacer que el motor se resienta o que la batería se descargue. Cabe destacar la importancia de cuidar el mantenimiento del vehículo para evitar problemas sin solución. Para ello, ponemos a tu disposición nuestro taller mecánico donde podremos analizar y resolver los problemas que pudiera tener tu coche.

En primer lugar, intenta arrancar el coche de manera habitual: gira la llave y aguanta la posición unos cuatro o cinco segundos (evitando llegar a diez segundos pues esto podría provocar un sobrecalentamiento). Si no da resultado, espera tres o cuatro minutos y vuelve a intentarlo.

Si notas que la batería está muy fría, puedes colocarle un paño caliente y seco encima para que recupere su temperatura habitual.

La última solución, y más complicada, es deslizar el coche por una pequeña pendiente o que alguien empuje el coche mientras intentas arrancarlo con la segunda marcha metida.

Consejos para arrancar en frío.

A continuación, algunos consejos a tener en cuenta para arrancar el coche en frío. Si el ambiente es muy frío intenta aparcar en lugares que estén lo más resguardados posible, o bien debajo de una farola encendida donde la temperatura será un poco más elevada.

Lo primero que debes tener en cuenta es que no debes tener encendido ningún dispositivo eléctrico al poner el contacto (luces, calefacción, radio, GPS…).

Pisa el pedal del embrague a fondo mientras arrancas el coche para ayudar al motor de arranque, ya que evitaremos que éste mueva innecesariamente los engranajes primarios de la caja de cambios y para que se remueva el aceite que los cubre.

Una vez puesto en marcha el vehículo, no es recomendable dar acelerones para calentar el motor. Si nuestro coche es diesel, espera unos segundos al ralentí antes de empezar a andar. Por el contrario, si es de gasolina, puedes empezar la marcha sin ningún problema.

Por nuestra experiencia como taller en Sevilla, te recomendamos seguir estas indicaciones para evitar complejas averías.

 

DÉJANOS UN MENSAJE