¿Por qué es imprescindible el alternador?
  • 16 diciembre, 2016

¿Por qué es imprescindible el alternador?

En estas fechas del año, con el frío y la inestabilidad meteorológica, en nuestro taller en Sevilla atendemos numerosos casos de averías relacionadas con la batería y con este componente relacionado con ella. Hay que tener en cuenta que el alternador cumple una función muy importante, cual es la de cargar la batería del coche durante el propio funcionamiento del coche. Es decir, transforma la energía mecánica en eléctrica.

El alternador está compuesto por varias piezas que captan esa energía, la transforman y la emiten a través del sistema eléctrico. Estos elementos son: polea, rotor, regulador, estátor y el puente rectificador de diodos.

Hoy en día los coches cada vez más dependen de la energía eléctrica para rendir al cien por cien. En el mercado pueden encontrarse multitud de coches equipados con pequeñas computadoras con un funcionamiento muy complejo (navegadores, control por voz, etc.). Y es que el futuro es ya toda una realidad. Por todo ello, vamos a analizar cómo detectar una posible avería de este elemento antes de que el coche nos deje tirado en cualquier punto de nuestra geografía.

¿Cómo detectar una posible avería?

Señales: Es la forma más intuitiva y rápida de detectar que algo no marcha bien. Si al conducir apreciamos que el funcionamiento de alguno de los componentes no es el habitual es que pueden sufrir de una mala alimentación eléctrica (luces, elevalunas, radio…).

Luz encendida: Se trata de la señal más clara. Si se enciende en tu panel de control la luz de la batería es señal inequívoca de que ésta o el alternador padecen alguna anomalía. Cuando eso ocurra, no dudes en acudir a tu taller en Sevilla más cercano.

Comprobar voltaje: Este método requiere de cierta destreza, conocimientos y herramientas. Consiste en comprobar el voltaje de salida de la batería para observar si existe un descenso del mismo. Hay que realizar dos comprobaciones: una con el coche apagado y otra con el motor encendido. Si en el primer análisis se capta 12 voltios es que todo va bien, por el contrario, si en la segunda el resultado es menor de 13’8 voltios, es que la batería no está cargando bien.

Ruido: Se produce por la caída de algunas de las partes móviles que conforman el alternador, generalmente, por estar la correa suelta o descargada. También puede ser producido por el desgaste de la correa o agrietamiento. Ambos síntomas pueden apreciarse con un simple vistazo de la zona al abrir el capó.

Efecto en accesorios: Las luces no brillan con toda su intensidad, el elevalunas no funciona… son síntomas evidentes de falta de electricidad.

Hay que tener en cuenta que si el alternador no funciona, el coche aprovechará, para su funcionamiento, la carga de la batería, por lo que en muy poco tiempo ésta quedará descargada y sin utilidad.

Con todos estos consejos, en Victoriano Peláez, queremos asegurarte que disfrutes de todas las prestaciones de tu vehículo. No obstante, recuerda que si necesitas cualquier reparación, contamos con distintas ofertas en mecánica y neumáticos.

¡Compártelas con tus amigos!

DÉJANOS UN MENSAJE