¿Merece la pena comprar un motor de coche de segunda mano?
  • 18 diciembre, 2018

¿Merece la pena comprar un motor de coche de segunda mano?

Una de las peores noticias, si no es la peor, en cuanto a averías mecánicas en un coche es la rotura del motor. Las altas temperaturas,  la falta de lubricación o las altas exigencias pueden ser motivo de un motor de coche roto, pero ahora surge una pregunta ¿Merece la pena comprar un motor de segunda mano para sustituirlo?

El precio, un aspecto clave al comprar un motor de segunda mano

El motor es una pieza muy cara y que puede obtenerse de segunda mano con una buena perspectiva de que pueda funcionar durante mucho tiempo.

Esto se debe a que muchos de los motores del mercado de segunda mano proceden de coches siniestrados donde la estructura es la que más sufre, pero el motor puede quedar intacto. Además también hay empresas que se dedican a reconstruir motores, los cuales son sometidos a numerosas pruebas antes de ponerlos de nuevo en el mercado.

En el mercado de segunda mano podemos encontrarnos motores para coche por mucho menos dinero del que nos costaría comprarlo de fábrica, ya que los fabricantes de coche tienen mayor interés en vender automóviles completos y una situación de sustitución de motor es una oportunidad ideal para vender otro coche completo.

Compatibilidad de motores

Uno de los problemas que podemos encontrarnos a la hora de comprar motores de segunda mano es la escasez de stock en el modelo que necesitamos.

Esto es más común de lo normal, puesto que hay algunos coches muy vendidos y otros con tendencia a la avería de motor, lo cual, al haber más demanda es más complicado encontrar un motor de segunda mano.

En caso de no encontrar el modelo exacto de motor, podemos fijarnos en un motor que sea compatible. Para conocer la compatibilidad podemos buscar un profesional especializado en motores de segunda mano, ya que de un mismo modelo puede haber una gran variedad de montajes de motor, los cuales no serán todos compatibles con tu coche.

¿Cómo saber que el motor que compramos está en buen estado?

Fijándonos en el aceite: El aceite nos puede dar indicios de en que estado se encuentra el motor. Si al sacar la varilla del aceite se ve lodo negro pegado a la varilla mal asunto.  Si el aceite sale con un color gris blanquecino quiere indicar que la carcasa del motor tiene fugas de agua que entran al cárter de aceite. Otra pregunta que puede hacer es el tipo de aceite que usa, si usa una viscosidad muy alta, por ejemplo 20W-50, puede ser indicativo de que el motor tiene fugas que intenta solucionar con un aceite más viscoso. Además si el aceite sale muy muy limpio, puede significar que el aceite se acaba de rellenar porque tiene fugas de aceite.

Ver el estado de las bujías: Esto nos puede dar una idea de cómo se está controlando el aceite. Si las bujías están manchadas o bien de aceite o bien de un líquido blanco, eso quiere alertar de problemas.

Realizar una prueba de compresión: Esta prueba si da una mejor idea de cómo está exactamente el motor. Suelen realizarla los vendedores de motores de segunda mano porque disponen del compresor necesario para ello y puede hacer un mejor diagnóstico.

Una vez ya tienes todos los datos de que debes tener en cuenta, y sabes que un motor de un coche siniestrado no debería dar problemas, puedes sopesar si comprar el motor de segunda mano, comprar uno nuevo o cambiar de coche directamente. Con las cajas de cambio de segunda mano ocurre algo muy similar, son piezas de recambio que se pueden comprar de segunda mano sin problema.

DÉJANOS UN MENSAJE