Síntomas que indican el desgaste de los frenos de tu coche
  • 9 julio, 2020

Síntomas que indican el desgaste de los frenos de tu coche

Los frenos son uno de los elementos de nuestro coche que juegan un papel más importante en nuestra seguridad al volante y la de aquellos que nos acompañan. Con el paso del tiempo y como consecuencia de su uso constante, son piezas que sufren desgaste de forma continuada, lo que provocará que en cierto momento dejen de responder adecuadamente, llegando a poner en riesgo la seguridad. Ese es el motivo por el que, como taller en Sevilla, recomendamos comprobar al menos dos veces al año el estado de los frenos de tu coche.

Sin embargo, hay una serie de señales que pueden indicarnos que los frenos no están respondiendo como deberían y que, sin esperar a la fecha en la que te toque pasar la siguiente revisión, debes acudir lo antes posible a un taller a comprobar su estado.

Pedal de frenos blando. Normalmente es una sensación difícil de percibir, ya que no es algo que se produzca de forma repentina, sino que el freno se va ablandando de forma progresiva. En cualquier caso, esto normalmente significa que el líquido de frenos se encuentra deteriorado y necesita ser sustituido.

Vibración o ruido al frenar. En ocasiones, también de forma paulatina, podemos comenzar a percibir cuando frenamos vibraciones o sonidos que antes no estaban ahí. En la mayor parte de los casos será un factor indicativo de que las pastillas de freno están demasiado desgastadas y es hora de sustituirlas.

Pedal de frenos demasiado duro. Los sistemas de frenado incluyen un elemento llamado servofreno, el cual se encarga de multiplicar la presión que ejercemos sobre el pedal para que sea posible frenar todo el vehículo solo usando nuestro pie. Si el pedal se vuelve demasiado duro y tenemos que hacer demasiada fuerza para frenar, puede ser indicador de una avería en el servofreno.

Distancia de frenado demasiado larga. Existen diversos factores que pueden influir en la distancia que necesita nuestro coche para frenar a determinada velocidad, como el estado del asfalto o la carga que llevemos. Sin embargo, uno de los motivos por el que puede que necesitemos cada vez más distancia puede ser el desgaste de los elementos del sistema de frenos. Si percibimos que esto le está ocurriendo a nuestro vehículo, es de gran importancia acudir a revisar y sustituir el sistema de frenos, ya que ganar unos metros de frenada puede suponer evitar un posible accidente.

Si notas algunos de estos síntomas, no esperes más y acude inmediatamente a revisar tus frenos. Y, en cualquier caso, lleva tu coche a una revisión de frenos al menos dos veces al año, ya que, como taller mecánico en Sevilla, sabemos que pueden existir problemas en los sistemas de frenado que no se perciben en la conducción y solo pueden ser detectados en una revisión llevada a cabo por profesionales.

DÉJANOS UN MENSAJE