Consejos para superar la ITV con éxito
  • 28 septiembre, 2018

Consejos para superar la ITV con éxito

Si compraste tu coche hace ahora cuatro años debes saber que tendrás que pasar obligatoriamente la ITV próximamente. Si es la primera que te enfrentas a este examen, en Victoriano Peláez, desde nuestra experiencia como taller en Sevilla queremos ofrecerte algunos consejos para que no tengas ningún problema.

Básicamente, la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es la forma que tiene el Estado de asegurarse de que todos los vehículos que transitan por su red de carreteras se encuentran en buen estado. Con ello, se persigue aumentar un mínimo de seguridad para las personas y también por los vehículos que transitan por las vías públicas. De hecho, deberás “examinarte” hasta que tu coche supere todas las pruebas,  aunque lo más aconsejable es acudir a un taller profesional para contratar una revisión Pre ITV que controle que todos los dispositivos que van a revisar estén en estado óptimo para tener solo que acudir una vez.

¿Qué elementos revisan?

Sin entrar en los detalles relacionados con el motor, los principales puntos de tu coche que con toda seguridad revisarán serán los siguientes:

Documentación: que la ficha técnica tenga todos sus datos completos y la póliza del seguro en vigor.

Neumáticos: que posean las medidas autorizadas para el vehículo; el dibujo con la profundidad mínima y su presión sea la adecuada. Como taller en Sevilla te recomendamos que procures ir con el vehículo vacío y con el depósito solo a media carga o incluso menos.

Luces: el técnico de la ITV controlará que todos los pilotos funcionan, que no están estallados y su color desgastado por el sol. Lo más recomendable es realizar una revisión general de los pilotos luminosos antes de pasar este examen.

Frenos: mención especial merece este apartado. Es importante que las pastillas no estén desgastadas y que la frenada no sea desigual. Para ello, lo ideal sería que en la revisión Pre ITV pasaran tu coche por un frenómetro para comprobar el estado de la frenada.

Exterior: también hay que comprobar otros aspectos como la correcta sujeción de las placas de matrícula (y que su numeración se aprecie con facilidad); que haya suficiente líquido para el parabrisas; que el claxon funcione correctamente; que los cinturones de seguridad abran y cierren bien, pero que también salen y se recogen sin problemas.

Tampoco hay que olvidar echar una ojeada a los faldones y parachoques, comprobando que están firmemente agarrados a la estructura. La luna debe estar impoluta, sin ralladuras importantes, ni señales de impactos por piedras, sobre todo, en el campo de visión del conductor. Los cristales de las puertas deben poder subir y bajar sin esfuerzo y los seguros también deben activarse y desactivarse sin problemas. Por supuesto, el coche no debe presentar ninguna fuga.

Gases: es uno de los aspectos que con más frecuencia impiden que los vehículos superen la ITV, sobre todo si se tratan de coche de cierta antigüedad.

En definitiva, son muchos los detalles que hay que tener en cuenta para superar con éxito una inspección de este tipo. También es preciso tener en consideración otros elementos que suelen pasar totalmente desapercibidos, como por ejemplo que los testigos de fallo de motor o airbag se tienen que apagar poco después de encender el coche, de lo contrario significa que existe un fallo. Igualmente, el bloqueo antirrobo debe funcionar a la perfección.

Recuerda que si tienes que pasar la ITV próximamente, en nuestro taller te ofrecemos los servicios de revisión Pre ITV y si lo deseas, llevamos tu coche a esta inspección por ti. ¡Así de fácil!

DÉJANOS UN MENSAJE