8 elementos a revisar antes de comprar un coche de segunda mano
  • 4 agosto, 2020

8 elementos a revisar antes de comprar un coche de segunda mano

Las compras de vehículos de segunda mano se encuentran actualmente al alza y generalmente suponen una alternativa perfecta para aquellos usuarios que quieren disfrutar unos años de un coche sin el gran desembolso que conlleva la compra de uno nuevo.

Sin embargo, no todos los vehículos de segunda mano se encuentran en las mismas condiciones y, si no tenemos en cuenta una serie de factores, su compra puede ser muy poco rentable y suponer una mala experiencia. Como taller en Sevilla, tenemos experiencia en revisiones pre-compra de vehículos de segunda mano y aconsejamos que para que la compra sea segura, previamente se compruebe el estado de una serie de elementos.

Motor. Es importante revisar que no se produzca ningún ruido extraño durante el arranque o la circulación. También debe comprobarse que arranque correctamente tanto en frío como en caliente y que no salga ningún tipo de humo.

Suspensión. Es habitual encontrarnos con vehículos con una suspensión desgastada que llevará aparejados una pérdida de confort y control en la conducción. El usuario puede realizar él mismo una primera comprobación apoyándose en el capó y las esquinas para asegurarse de que no la suspensión no esté demasiado blanda.

Frenos. Deben probarse realizando un recorrido de prueba. Cuando la situación lo permita, se recomienda frenar con fuerza. Esto permitirá comprobar que el vehículo se detenga limpiamente, en línea recta sin desviarse. Hay que comprobar también que el freno de mano funciona de manera efectiva, tanto si es de palanca como electrónico.

Neumáticos. ¿Cuánta banda de rodadura tienen? Necesitan 1,6 mm como mínimo legal, por lo que si están por debajo de 3 mm hay que tener en cuenta el coste de cambiarlos pronto.

Niveles de líquidos. Abriendo el capó, deben verificarse todos los niveles, incluidos el aceite, el líquido de frenos, el refrigerante, el líquido limpiaparabrisas y el de dirección. Si están bajos, podría ser una señal de que el vehículo no se ha mantenido bien.

Electricidad. Es importante comprobar todos los elementos relacionados: ventanillas, radio, aire acondicionado, etc.

Lunas. ¿Hay algún impacto en el parabrisas? Pueden convertirse en grietas, lo que significa que habrá que sustituir el parabrisas.

Iluminación. Debe tenerse en cuenta que todas las luces funcionen con la correcta intensidad y que no haya ninguna fundida: luces de posición, largas, cortas, antinieblas, marcha atrás e intermitentes.

Estos son algunos de los elementos más importantes y que deben revisarse siempre. Sin embargo, la lista de componentes mecánicos a comprobar puede alargarse con otros como la transmisión, la dirección, embrague, etc. Además, hay que sumar los elementos del interior del coche como la tapicería, asientos, volante y muchos más.

Por eso, nuestra recomendación, como taller mecánico en Sevilla, es acudir a una revisión pre-compra llevada a cabo por profesionales. Es un servicio que merece la pena siempre, ya que es lo que asegurará que la compra del vehículo sea segura y garantice al usuario un coche fiable para muchos años.

DÉJANOS UN MENSAJE